Cuando Dostoievski, padre de la revolución rusa mucho más que Lenin, se encontraba prisionero en Siberia, aislado del mundo, metido entre cuatro paredes y rodeado de desoladas extensiones de nieve infinita, en una carta a su familia pedía que le socorriesen: “¡Envíenme libros, libros, muchos libros, para que mi alma no muera!”
Tenía frío y no pedía fuego; sed y no pedía agua; pedía libros, o sea horizontes, peldaños para subir al ápice del espíritu y del corazón. Federico García Lorca (via poesianoerestu)

(vía soycontradiccion)

161 notas
La poesía es algo que anda por las calles. Que se mueve, que pasa a nuestro lado. Todas las cosas tienen su misterio, y la poesía es el misterio que tiene todas las cosas. Federico García Lorca (via hartland)

(vía soycontradiccion)

71 notas


¡Hubiera deseado tanto que lo nuestro funcionara! Sin embargo, me creía capaz de todo por ella, de pulverizar copos de luna para cubrir de brillo sus párpados, de no dormir nunca más hasta los trinos de los pájaros que bostezan a las cinco de la mañana, de atravesar la tierra para reunirme con ella al otro lado del mundo… ¿Y cuál ha sido el resultado? "La mecánica del corazón" - Mathias Malzieu. (via viejaculturafrita)

(vía n-numerosprimos)

54 notas

Dicen que uno siempre vuelve a los viejos sitios donde amó la vida Chavela Vargas (via rinconcitosbrujos)

(vía carpediemtuvidadisfrutabien)

4 764 notas